Blog

CIRCUITO APULIA EN ITALIA con Bidtravel

CIRCUITO APULIA EN ITALIA con Bidtravel

Oferta Circuito Apulia, en 8 días visitando la Italia

Desde 1.075€. Precio por persona. Tasas incluidas.

Nuestros amigos de Bidtravel nos presentan esta interesante oferta ¡El circuito de Apulia y Basilicata es la mejor forma de visitar estas maravillosas regiones!

Salimos los sábados para empezar un recorrido de una semana visitando el Gargano, el Salento y la zona Central. Tendremos la posibilidad de pasar por lugares increíbles como Trani, Otranto, Vieste, Bari, Alberobello, Ostuni y Lecce. La guinda final: la maravillosa ciudad de Matera y sus Sassi, lugar donde Mel Gibson rodó parte de la película La Pasión de Cristo.

INCLUYE:
  • Vuelos desde origen con tasas incluidas.
  • Seguro básico de viaje, puedes contratar uno superior al hacer la reserva
  • Comentarios imbatibles e insuperable en todo internet
  • Bus G.T. y guía acompañante regional multilingüe (incluyendo habla hispana) desde la cena del sábado hasta el final de la excursión del viernes
  • Pensión completa, menú fijo desde la cena del primer día hasta el desayuno del último.
  • Bebidas durante las comidas 1/4 de vino + 1/2 agua mineral
  • Cocktail de bienvenida.
  • Hoteles de 4* se confirman siete días antes
  • El día 30/12 incluye Cena de Gala de Nochevieja
NO INCLUYE:
  • Eventuales tasas locales.
  • Todo aquello no especificado explícitamente bajo el titulo “el precio incluye”.
  • El coste de las entradas según programa es de  € 25 aprox. y de pago directo en destino.

 

Todo el detalle entrando en la web de Bidtravel desde aquí

 

CRÓNICA DEL VIAJE A PEÑISCOLA 2018 – Ataulfo Pais

CRÓNICA DEL VIAJE A PEÑISCOLA 2018 – Ataulfo Pais

FICHA DEL VIAJE PEÑISCOLA 2018

  • Fechas: del 3 al 17 de Junio 2018
  • Estancia: Hotel Papa Luna (4*), Peñíscola (Castellón)
  • Coordinador del viaje: José Antonio Viso
  • Dirección Técnica: Viajes Bidtravel (Gijón)
  • Pasajeros: 35
  • Crónica realizada por: Emilio Alberto Martínez Santiago

Este año repetimos destino y cambiamos de medio de locomoción.

Tras el madrugón y con exquisita puntualidad, a las 6 de la mañana, se puso en marcha el autobús, en el que un cuarto de hora antes habían embarcado los viajeros de Mieres.

Desde Oviedo a Gijón, en cuya parada nos retrasamos un poco, creo que por haber cambiado la ubicación de la que venía siendo habitual, para dar mejor salida al bus. Seguimos ruta hasta Avilés a recoger al resto de viajeros.

Llegamos al Aeropuerto de Asturias, facturamos las maletas y tras un breve refrigerio, embarcamos en el avión de Vueling, vuelo VY1574, destino Barcelona.

En Barcelona nos esperaba el autobús que nos llevaría hasta Peñíscola (dos hora y media de viaje, aproximadamente).

Llegamos al Hotel Papa Luna, y, tras la entrega de llaves, subida a las habitaciones, pequeño aseo y bajada al comedor bufé, donde dimos buena cuenta del almuerzo.

La amplia cafetería , así como la terraza contigua, fueron lugar preferido para los cafés , y demás estimulantes, tanto a la hora del vermut, como a la sobremesa de la tarde o de la noche, esta última con atracción diaria.

Como ya conocíamos el hotel, no vamos a detenernos en calificar su situación privilegiada frente a la playa o sus instalaciones que siguen siendo confortables. En lo que sí quiero incidir es en la calidad, variedad y cantidad de las especialidades y la atención del personal del comedor.

Los días transcurrieron sin más incidente que algún que otro catarruco pasajero.

Las caminatas a lo largo del paseo de la playa, bien hacia Benicarló o hacia el puerto y centro urbano de Peñíscola, fueron habituales. Las subidas al tómbolo y castillo del Papa Luna, fueron más esporádicas, algunos para asistir en la parroquia a la Misa en la tarde del sábado o mañana del domingo.

El buen tiempo nos acompañó, salvo un día, por lo que la playa, para pasear, solear, conversar y comprar las mujeres algún que otro trapito, fue cita diaria.

La temperatura del agua del mar, excelente, una gozada.

En definitiva, disfrutamos de una estancia reconfortante.

Lo bueno se acaba y el día 17, a las 7:30 de la mañana, también puntualmente, salimos en autobús para Barcelona. Llegamos al aeropuerto del Prat y aquello parecía el desembarco de Normandía. Una larga cola para facturar y, tras más de una hora de demora y recorrido por todo el aeropuerto en un bus de circunvalación, con un calor insoportable, embarcábamos en un avión situado en el lugar más lejano, para iniciar el vuelo VY1579 de Vueling.

El vuelo transcurrió plácidamente y aterrizó en el Aeropuerto de Asturias, donde, una vez recogidas las maletas, cada cual se agenció la forma que le convino para regresar a sus domicilios; bien en coches de familiares, taxis o autobús, por lo que se produjo la dispersión y las despedidas fueron a prisa y corriendo.

Queda ahora la disyuntiva, respecto a la mejor forma de viajar en grupo al Mediterráneo. Hay opiniones para todos los gustos.

Un afectuoso saludo a todos.

Ataúlfo Pais

Ataúlfo Pais Rodríguez

CRÓNICA DEL VIAJE A PEÑISCOLA 2018 – Emilio Alberto Martínez Santiago

CRÓNICA DEL VIAJE A PEÑISCOLA 2018 – Emilio Alberto Martínez Santiago

FICHA DEL VIAJE PEÑISCOLA 2018

  • Fechas: del 3 al 17 de Junio 2018
  • Estancia: Hotel Papa Luna (4*), Peñíscola (Castellón)
  • Coordinador del viaje: José Antonio Viso
  • Dirección Técnica: Viajes Bidtravel (Gijón)
  • Pasajeros: 35
  • Crónica realizada por: Emilio Alberto Martínez Santiago

Este fue el tercer año que Viajastur eligió como destino vacacional la bella localidad castellonense de Peñíscola con estancia en el hotel Papa Luna. En esta ocasión el viaje lo hicimos en avión por aquello de que no resultara un viaje tan pesado como podría ser el hacerlo en autobús, pero a la vista de los resultados (colas de facturación/embarque, moverte con el equipaje por los aeropuertos, impuntualidad en los vuelos, etc.) no se si mereció la pena lo del avión, aunque esta apreciación mía supongo que será cuestión de opiniones.

El domingo día 3, un autobús nos fue recogiendo, en hora temprana, en los distintos lugares de salida para llevarnos hasta el aeropuerto de Asturias. Tras la facturación de equipajes y un ligero desayuno, a las 9:05h partimos vía Barcelona. Tras hora y media de vuelo y posterior recogida de equipajes no dirigimos al aparcamiento del aeropuerto donde nos estaba esperando el autobús que nos trasladaría a Peñíscola. En el trayecto que duró unas dos horas y media nos acompañó una ligera lluvia. Una vez en el hotel, descarga de equipajes, asignación de habitaciones, y pase al comedor para disfrutar de la comida de medio día.

Panoramica_Peniscola_desde_Castillo_Papa_Luna

Los dos primeros días el tiempo no fue todo lo bueno que desearíamos, incluso en algún momento hubo que hacer uso del paraguas; pero nada que a la gente del norte nos impidiera disfrutar de paseos, incluso de la playa, pues estamos acostumbrados a cielos nublados. En general, en los quince días de estancia, el tiempo fue bueno con temperaturas agradables.

Vistas-Papa-Luna

Los días fueron pasando en un ambiente relajado (como deben ser unas vacaciones), disfrutando de la playa y piscina, de las terrazas de los bares del entorno y de la propia del hotel, de los paseos a la orilla de la playa y por las callejuelas de la antigua ciudadela donde se encuentra el castillo del Papa Luna, o bien yendo de compras por las tiendas de Peñíscola, tenderetes de artesanos y el rastrillo de los lunes. Después del desayuno los más deportistas caminaban por el paseo marítimo, algunos incluso llegando hasta la vecina localidad de Benicarló (a 4 km desde el hotel) y luego a darse un bañín en la playa.

Del hotel Papa Luna hay que destacar su ubicación privilegiada. El hotel está a pie de playa y a cinco minutos del entorno del castillo, y de la zona de bares y tiendas; dispone de buenas habitaciones e instalaciones, su personal es muy profesional, con excelente trato hacia los clientes; espacioso comedor con buena cocina y una amplia y estilosa cafetería. Las noches estuvieron amenizadas con música en vivo y baile en la gran
terraza exterior de la cafetería. En fin, un hotel que siendo ya la tercera vez que lo utilizamos como destino vacacional, nos aporta una sensación de estancia familiar.

Dos anécdotas a destacar este año, la primera fue la abundancia de constipados entre los integrantes del grupo, pero nada que no se solucionara con analgésicos y en un par de días como nuevos. La segunda fue la compra “masiva” de sillas de playa por personal del grupo, sillas que hubo que dejar en el hotel ya que para viajar en avión resultaría un bulto muy incómodo.

Siempre amenas fueron las tertulias después de cenar, en las que se conversaba de forma distendida, acompañados de un café, infusión o licor; sin olvidar las entretenidas y disputadas partidas de cartas y parchís, y por supuestos los placenteros paseos a la luz de la luna en la noche peñiscolana.

Durante la segunda semana de estancia se respiró en el hotel de ambiente futbolero, pues en esos días comenzaba el mundial de fútbol Rusia 2018. La recepción del hotel se vio engalanada con banderas españolas y camisetas rojas como apoyo a nuestra selección.

Panoramica-Peniscola

El día 17, día de regreso, después del desayuno, sobre las 7:30h salimos en autobús para el aeropuerto de Barcelona dejando Peñíscola con un amanecer reluciente. Tras un pequeño desconcierto para encontrar la zona de facturación, fuimos a tomar un “tente en pié”. Cuando deambulábamos por la zona de embarque algo nos hacía sospechar que nuestro vuelo no iba a salir en tiempo pues el número de la puerta de embarque nos fue cambiada hasta en tres ocasiones; y se confirmó nuestra sospecha, teníamos previsto la salida del vuelo a las 12:50h y salimos aproximadamente una hora más tarde. Una vez en el avión el piloto dijo la recurrente frase “el retraso se debe a problemas técnicos del aeropuerto”. Sobre las 15:30h. aterrizamos en Asturias. Tras las despedidas de los compañeros de viaje, unos se dirigieron a sus hogares por sus propios medios y otros
utilizaron el autobús que hace el servicio del aeropuerto.

Un año más hemos disfrutado de unas excelentes vacaciones, a lo que han contribuido, el bonito lugar, el hotel y el buen ambiente vivido. Gracias a todos y hasta la próxima.

Emilio Alberto Martínez Santiago

Emilio-Alberto-Martinez-Santiago

Descarga la Crónica en Formato PDF.