Ficha del Viaje Portonovo – Sanxenxo

  • Fechas: del 23 de junio al 5 de julio 2019
  • Estancia: Hotel Aquaria Caneliñas
  • Coordinador del viaje: José Antonio Viso
  • Dirección Técnica: Viajes Bidtravel (Gijón)
  • Pasajeros: 27
  • Crónica realizada por: Emilio Alberto Martínez Santiago

Un año más nuestro destino vacacional en temporada estival fue Galicia. El domingo día 23, un autobús de la compañía Autos Llaneza nos trasladó desde nuestras respectivas localidades hasta la hermosa villa marinera de Portonovo-Sanxenxo. Con una única parada técnica en Otur-Luarca, donde hemos aprovechado para desayunar, llegamos a nuestro destino a la una de la tarde. Tras la descarga de equipajes y asignación de habitaciones, aun nos quedó tiempo para deshacer maletas antes de pasar al comedor (hora prevista para el almuerzo 14:00). Un detalle que no dejo pasar por alto es que este año todos los componentes del grupo teníamos habitaciones con vistas al mar.

Amanecer Caneliñas

Amanecer Caneliñas

Como ya hemos comentado en otras ocasiones la ubicación del hotel es privilegiada para los amantes de la tranquilidad y además está a pie de playa con estupendas vistas. El personal del hotel nos dispensó, como siempre, un trato excelente y familiar. Este año, por gentileza del hotel, disponíamos de toallas y sillas de playa, que no todo el mundo utilizó, prefiriendo usar las suyas propias.

Atardeciendo-playa-Canelinas

Atardeciendo Playa Caneliñas

El tiempo en general fue bastante bueno. Mientras que en otras regiones de España se achicharraban de calor o no veían el sol, nosotros hemos tenido bastante buen tiempo con temperaturas agradables. Menos uno o dos días, el resto de los días hemos podido disfrutar de la playa. Como es habitual los chapuzones en el mar fue cosa de los más inmunes a las aguas frías del Atlántico, los demás nos limitábamos a mojar los pies y dar paseos por la orilla.

La rutina diaria la alternábamos entre paseos hasta Portonovo y/o Sanxenxo (distancia desde el hotel hasta el puerto de Sanxenxo 3 km.), ir de playa, de compras en el mercadillo de Portonovo (lunes y jueves), de terrazas en los bares de la zona, incluso uno de los días, por gentileza de la dirección del hotel, hemos hecho un minicrucero por la ría de Pontevedra con degustación de mejillones y hasta hubo quien se echó un baile en cubierta. El detalle fue que el barco lo ocupamos solamente los compañeros de viaje, solo para nosotros. Otro de los días, un grupo de señoras alquiló un taxi y se fueron a pasar el día a Portugal (comida típica y típicas compras). No faltaron las amenas tertulias acompañadas de un café, vino, refresco…, que nos hacían pasar el tiempo de manera agradable. Después de la cena se celebraba la ya tradicional y divertida partida de parchís, este año el escenario de competición fue el bar del hotel.

Minicrucero-Ria-Pontevedra

Minicrucero Ría Pontevedra

Respecto de la comida comentar que en comparación con otros años en los que los menús fueron generalmente muy buenos, los de este año han sido más bien “normalitos” y un poco “justitos”, lo que a algunos nos vino bien por aquello de no coger peso en vacaciones.

Llegó el día del regreso, y como en otras ocasiones lo hicimos por Orense, donde paramos unas dos horas para dar un paseo por la ciudad y después continuar hasta el Restaurante Monterrey que está a las afueras. En este establecimiento tienen la buena costumbre de servirnos excelente menú, ¡como para una boda!. Reemprendimos el camino y tras una prolongada siesta llegamos al área de servicio Palazuelo, cerca de Villaquejida-León (parada técnica). Cuando quisimos darnos cuenta ya estábamos en Asturias. La primera parada para dejar dos pasajeras fue sobre las 21:00 h. en Mieres y poco después en Oviedo y por último en Gijón.

Gracias a todos y a todas, un fuerte abrazo y hasta la próxima.

Emilio Alberto Martinez Santiago

Emilio Alberto Martinez Santiago